Fuente: HSN blog.

La reducción del estrés y la sensación de bienestar general es uno de los mayores beneficios para la salud del agua del mar.

El agua de mar y el sol trabajan en sinergia para tratar muchos trastornos emocionales, como ladepresión, el nerviosismo, la ansiedad o la apatía entre otros.

El magnesio, el litio y el bromo contenidos en el agua de mar son elementos calmantes, que tienen la capacidad de estabilizar y mantener la serotonina, la melatonina y los niveles de triptamina adecuados en el cerebro.

El litio, por ejemplo, es un medicamento que se utiliza a menudo para tratar muchos problemas psicológicos  y especialmente el trastorno bipolar.

El alto contenido de magnesio en el agua de mar puede ayudar eficazmente a reducir el estrés, relajar los músculos y los nervios e inducir la calma. De hecho, los minerales contenidos en el agua de mar son de alguna manera hipnóticos naturales que promueven la buena calidad del sueño y ayudan a curar el insomnio.

Los beneficios del agua del mar ya son conocidos desde la antigüedad, pues en Grecia tomaban baños de agua marina por sus propiedades curativas de las afecciones cutáneas, además de por ser un buen relajante. Hoy día existe un tratamiento muy popular conocido como talasoterapia en los que el componente principal es el agua marina y una gran opción cuando no podemos ir a la playa.

En conclusión, el agua de mar es un excelente tratamiento para muchos problemas nerviosos y puede aumentar considerablemente la sensación de bienestar y relajación.

Publicado: 9 de Junio de 2016