• Más de la mitad de los españoles sufren estrés después de las vaciones

    Más de la mitad de los españoles sufren estrés después de las vaciones

    4 de Septiembre de 2017

    Fuente: Antena 3 noticias.

    Volver a la rutina después de las vacaciones se convierte en un suplicio para muchas personas, tanto que el 67,91% de los españoles sufre estrés postvacacional, costando "mucho" en el 29,30% y "muchísimo" en el 13,49% de los casos, según un estudio de Aora Health.

    Según este estudio, las principales manifestaciones de este estrés son la desgana (42,33%), la tristeza (14,42%) y la apatía (10,70%), aunque no a todos afecta por igual. En este sentido, esta situación tenía una duración variable: en la mayoría de los casos, al 46,51% o le dura al menos una semana; un día en el caso del 30,23% de los encuestados; 15 días para el 15.81% ; y hasta un mes para el 8.84% de los participantes en el estudio.

    El director general de Aora Health, Gonzalo Peñaranda ha explicado que "el ser humano es muy sensible a los cambios y el estrés postvacacional tiene un origen multifactorial. El elemento más importante es la vuelta al trabajo, y a la rutina diaria también al no trabajo. En ambos casos lo que supone el retorno a la realidad, a las obligaciones, las responsabilidades, los horarios o la falta de tiempo" para hacer lo que les gusta "y también la mala conciencia por los excesos cometidos, como gastar y comer más de lo deseable y sus consecuencias".

    Más de un 30% de los encuestados se siente abrumado por no haber descansado lo suficiente durante sus vacaciones

    En relación con esto, para los españoles lo "más duro" es madrugar y cumplir con los horarios (37,63%), la rutina (18,14%), la falta de tiempo (11,63%), la reducción de las horas de sol y la bajada de las temperaturas (11,62%), "volver a empezar" (10,70%) y el trabajo acumulado (10,23%). Todo ello podría estar unido a las preocupaciones que surgen a la vuelta de las vacaciones, tanto que, según los datos, el 31,16% de los encuestados se siente abrumado por no haber descansado lo suficiente durante estas, el 21,40% por los "kilos de más", el 16,28% por no haberlas aprovechado mejor, el 15,81% por los gastos realizados, el 8,37% por las hipotecas y préstamos y el 6,98% por la pérdida de forma física.

    Para lidiar con estos problemas, Peñaranda ha recomendado abordar la vuelta de las vacaciones "desde una perspectiva positiva". "Sentirnos felices por tener trabajo o por abordar nuevos desafíos profesionales, y poner en marcha otras rutinas como una alimentación saludable, el ejercicio físico, el desarrollo de actividades que enriquezcan nuestra mente y nuestro espíritu. En definitiva, aprovechar el cambio para poner en marcha una estrategia de bienestar y reforzarla con complementos alimenticios que la aceleren", ha concluido.

  • 10 CONSEJOS PARA LA VUELTA AL COLE

    10 CONSEJOS PARA LA VUELTA AL COLE

    14 de Septiembre de 2016

    FUENTE: education.com
    #1: Iniciamos una rutina para despertarnos


    Despertarnos por la mañana es la parte más difícil para los niños y las niñas de la vuelta al colegio porque sus relojes biológicos no se cambian sobre la marcha; por ejemplo, para nosotros/as, adultos/as, también es duro. Tus hijos/as se beneficiarán de tener unos días para adaptarse a ese nuevo horario: más o menos, una semana antes. Obviamente, asegúrate de que también os acostáis más temprano...


    #2: Fijamos reglas básicas para la televisión, internet y el uso del teléfono móvil


    Seguramente, tus hijos e hijas se conectan más de lo habitual en verano o épocas de vacaciones: no tires del enchufe, pero establece nuevas reglas para que usen el teléfono e internet de un modo responsable que no interfiera en sus estudios. Organizad una reunión familiar y fijad las normas a través de un acuerdo justo para todos/as: esto involucrará más a los/as niños/as y será menos "doloroso".


    #3: Brainstorming para el desayuno.


    Hay que asegurarse de que nuestros/as hijos/as se alimentan como deben; a veces, podemos enviarles un desyuno muy sano en la mochila, pero no podemos asegurar que lo han comido. Haz una tormenta de ideas con él/ella: haced tarjetas con 10 o 20 alimentos que sí estaría dispuesto a comer y analiza si puedes ayudar a combinar sus gustos con alternativas saludables.

    I Asegúrese de que su hijo está recibiendo la nutrición que necesita! 



    #4: Calendarios y códigos de colores


    Usa un código de colores para señalar eventos educativos relevantes, otro para vacaciones y festivos, otro para actividades de ocio, etc.


    #5: Un mapa de la escuela


    Descargar una copia del mapa del colegio si es posible y que los niños y las niñas lo usen para dibujar su propio mapa con su ruta, lugares clave, clases, comedor... puede ser muy útil, especialmente si empieza en un centro educativo nuevo. Lo ideal es que, además, visitéis el centro si fuera posible.


    #6: Limpiar el armario

    Antes de comprar la ropa nueva para empezar el curso vacía y dona la ropa que le quede pequeña y tira aquella que está deteriorada. Esta limpieza nos ayuda a enseñar a los/as niños/as la importancia de compartir y donar.


    #7: El presupuesto....


    En estos tiempos difíciles para la economía de muchas familias es muy importante ser prudente y establecer un presupuesto y unas prioridades que, también, pueden formar parte del aprendizaje de tus hijos e hijas. Por ejemplo:¿Qué es más importante: unos vaqueros nuevos o una mochila? Nunca es demasiado temprano para enseñarle el valor del dinero y puede disfrutar trabajando en un presupuesto. 


    #8: Conocemos a los nuevos profesores y profesoras


    No esperes hasta la reunión de madres y padres con los/as docentes para conocerles. Pregunta también a otras familias que ya conocen a esa profesora o ese profesor pero asegurándote de no hacer juicios precipitados


    #9: Creamos un espacio para estudiar


    Todo el mundo necesita su espacio de estudio: elegid juntos/as un lugar de la casa y acondicionadlo. Debe estar ordenado, con lápices y bolígrafos organizados, en silencio, sin distracciones, a una temperatura adecuada y con una mesa y una silla cómoda. 


    #10: Meriendas saludables


    Ya hemos visto anteriormente que lo que comes influye en tu rendimiento académico.

    ¡No lo dejes de lado!  

  • Pensar que un fármaco tendrá efectos secundarios aumenta el riesgo de que sucedan

    Pensar que un fármaco tendrá efectos secundarios aumenta el riesgo de que sucedan

    31 de Agosto de 2016

    Fuente: www.elmundo.es

    El número y la gravedad de los efectos secundarios de un fármaco aumentan por las expectativas y temores del propio paciente, según un estudio realizado en mujeres que reciben terapias hormonales, como eltamoxifeno, como parte de su tratamiento para el cáncer de mama.

    El estudio, que se ha publicado en la revista Annals of Oncology, ha descubierto que las mujeres que tenían altas expectativas de sufrir más y peores efectos secundarios antes de empezar su tratamiento comenzaron a tenerlos. De hecho,experimentaron el doble de efectos secundarios que las mujeres con expectativas positivas.

    Los investigadores aseguran que sus hallazgos son de vital importancia porque las mujeres pueden dejar de tomar su tratamiento hormonal adyuvante si experimentan demasiados efectos secundarios y peor calidad de vida. Y esto, a su vez, puede afectar al éxito del tratamiento y la supervivencia.

    Pero sabiendo que las malas expectativas pueden aumentar el riesgo de experimentar efectos secundarios, el asesoramiento médico ayudaría a reducir ese riesgo y, por lo tanto, mejorar la adherencia a la medicación.

    La profesora Yvonne Nestoriuc, del Departamento de Medicina Psicosomática y Psicoterapia en el Centro Médico de la Universidad de Hamburgo (Alemania) y directora del estudio, apunta que estos resultados "muestran que las expectativas constituyen un factor clínicamente relevante que influye en el resultado a largo plazo de la terapia hormonal"

    En la investigación participaron 111 mujeres, que formaron parte de un ensayo clínico del Centro de Cáncer de mama de la Universidad de Marburg (Alemania). Todas ellas habían sido sometidas a cirugía e iban a iniciar la terapia hormonal adyuvante con tamoxifeno o inhibidores de la aromatasa, como el exemestano.

    Los cientificos entrevistaron a las pacientes acerca de sus expectativas sobre el efecto de la terapia hormonal adyuvante al inicio de la prueba, y despuésevaluaron a los tres meses y a los dos años.

    Cuando comenzó el ensayo nueve pacientes (8%) dijeron que esperaban que no hubiera efectos secundarios del tratamiento hormonal, 70 pacientes (63%) esperaban efectos secundarios leves, y 32 pacientes (29%) creían que tendrían efectos secundarios moderados o graves.

    Tras tres meses, las pacientes que habían abandonado el ensayo (19) informaron de más efectos secundarios que las que permanecieron en el mismo (88). Además, las tasas de adherencia a los dos años fueron mayores en las mujeres con bajas expectativas de efectos secundarios antes de iniciar el tratamiento (87% de adhesión), que en las mujeres con altas expectativas de efectos secundarios (69%).

    Unas expectativas altas de padecer efectos secundarios al inicio del estudio tuvieron como resultado un aumento del 1,8% de la aparición de estos problemas dos años después, e incluso produjo una calidad de vida inferior en comparación con las mujeres con expectativas más optimistas.

    También los investigadores ajustaron sus resultados para tener en cuenta factores que podrían afectar, como los sociodemográficos y médicos. Pero, aun con estos ajustes, los resultados siguieron apuntando en la misma dirección.

    Los efectos secundarios incluyen dolor en las articulaciones (71%), aumento de peso (53%) y sofocos (47%). Pero las mujeres también presentaron síntomas que no pueden ser atribuidos directamente a la medicación, como dolor de espalda (31%), problemas respiratorios (28%) y mareos (26%).

  • ¡ABRIMOS DURANTE EL MES DE AGOSTO!

    ¡ABRIMOS DURANTE EL MES DE AGOSTO!

    25 de Julio de 2016

    Durante todo el mes de agosto permanecemos abiertos para que puedas hacer uso de nuestros servicios. ¡Llama sin compromiso y te informamos!.
    654 57 71 83 - 653 14 35 18.

  • ¿DEPRESIÓN DURANTE EL VERANO?

    ¿DEPRESIÓN DURANTE EL VERANO?

    7 de Julio de 2016

    FUENTE: LA OPINIÓN, PATRICIA PRIETO

    Tal vez has oído hablar del trastorno afectivo estacional (TAE) que provoca un tipo de depresión que se desencadena por las estaciones del año. Por lo general se asocia más que todo con el invierno, pero por extraño que parezca, también hay personas que lo experimentan durante el verano.

    Parece increíble que haya quienes se deprimen durante la temporada más esperada del año, cuando los largos días soleados dan energía e invitan a estar de vacaciones y disfrutar al máximo las actividades al aire libre. Pero la realidad es que aproximadamente el 1% de la población estadounidense padece la depresión de verano y un 5% de la invernal, según datos de la Sociedad Americana de Psiquiatría.

    “Sin embargo se cree que, con el calentamiento global y los períodos cada vez más prolongados del verano, esta cifra de depresión veraniega aumentará [a través de los años]”, resalta la psicoterapeuta Anabel Castrezana, de Kaiser Permanente de Santa Ana (California).  “Además, sabemos que es mucho más común en las mujeres que en los hombres, aunque también se puede presentar en niños y adolescentes”.

    Sus causas

    De acuerdo con Castrezana, la depresión estacional que se da durante la temporada veraniega generalmente está ligada a estos factores:

    El clima. Las personas que no soportan las altas temperaturas del verano pueden verse gravemente afectadas.  Tanto la humedad como el calor pueden producir malestares y elevar la irritabilidad.  Además el clima puede impedir que esas personas salgan de casa y socialicen, por lo que se aíslan.

    Recuerdos de veranos pasados. Algunas personas traen a su memoria las vacaciones que compartieron con los hijos u otros seres queridos que ya no tienen cerca o ya han partido. “El anhelo de revivir esos momentos puede afectar seriamente el estado de ánimo de una persona”, anota la psicoterapeuta. “El haber sufrido una pérdida durante un verano también puede ser igual de difícil”.

    No poder tomar vacaciones. El romper la tan esperada tradición familiar de salir de vacaciones, ya sea por falta de dinero, enfermedad o razones laborales, puede causar depresión de verano.

    La imagen corporal. Cuando la persona no está conforme con su imagen corporal, sólo pensar que tienen que usar traje de baño puede causar una situación emocional bastante difícil, resalta Castrezana.

    Estar solo. Puede ser doloroso para las personas que se encuentren solas y no tienen con quién realizar las actividades típicas de verano.

    La buena noticia para quienes padecen de la depresión de verano es que, al igual que la invernal, es pasajera: tiende a desaparecer cuando cambia la estación. Sin embargo, apunta Castrezana, “si los síntomas persisten, puede ser que se trate de un trastorno mental más serio y requiera ser tratado por un especialista en salud mental”.

    Para que no te pegue

    Si eres del tipo de persona que tiende a deprimirse durante la temporada veraniega, la psicoterapista Anabel Castrezana te recomienda:

    • Identificar lo que te provoca tristeza. Puede ser que tu falta de ánimo se deba a una cuestión fisiológica.  “La salud física puede afectar la salud emocional”, ante ello es bueno saber si todo está funcionando bien en nuestro organismo.
    • Buscar ayuda profesional con anticipación. Esto se requiere especialmente si la depresión ha sido un problema serio en el pasado.
    • Cuidar tu salud. Dormir lo suficiente, llevar una dieta balanceada y saludable ayuda a mantener una buena salud corporal y, por ende mental. Y de tomar medicamentos precisamente para la depresión, es importante tomarlos de manera correcta, evitando el consumo de alcohol y las drogas ilícitas.  Éstas últimas pueden empeorar la depresión.
    • Conseguir compañía y ocuparte. Si el motivo de tu depresión es el hecho de que estás sola o solo, necesitas rodearte de personas que irradien y contagien alegría.  También es bueno que te mantengas ocupado. Puedes tomar un curso o unirte a un club o agrupación.
    • Aceptar y controlar el miedo. Si la causa de tu depresión estacional es tu figura física, es importante que te aceptes como eres y aprendas a controlar el miedo. Por ejemplo, si no te atreves a ponerte un traje de baño, no hace falta que te quedes en casa lamentándote. Puedes salir y disfrutar de un día de playa sin tener que bañarte o tirarte sobre la arena en vestido de baño para tomar el sol.
  • BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL RUNNING

    BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL RUNNING

    16 de Junio de 2016

    Fuente: Salud facilísimo.

    El running es uno de los deportes más sencillos y sanos

     que se puede practicar y que más de moda está últimamente, sobre todo entre las mujeres. Se puede realizar sólo o en compañía y apenas necesita gastos en material, sólo ropa deportiva y unas zapatillas, eso sí, adecuadas para correr. Entre los beneficios físicos que aporta destacan la pérdida de peso y el aumento de la resistencia física. Sin embargo, por lo que merece la pena practicar este deporte es por los beneficios que aporta a la mente.



    Bienestar del corredor



    “Diversos estudios han puesto de manifiesto que la practica regular de esta actividad física produce un aumento de la autoconfianza, sensación de bienestar y mejora del funcionamiento intelectual.  Dichos efectos también son de utilidad para el tratamiento de trastornos psicológicos como el 

    estrés

     y la depresión”, explica Claudio Sosa, psicólogo deportivo.



    En primer lugar, el psicólogo aclara que, “existe un principio biológico fundamental que subyace a cualquier beneficio psicológico, ya que, cuando una persona realiza cualquier tipo de ejercicio físico se liberan de manera natural unas sustancias bioquímicas denominadas endorfinas, que son secretadas por el cerebro y que actúan reduciendo el dolor y aumentando el placer, tanto durante como finalizada la actividad física”. En el caso concreto de las personas que practican running de forma regular con una intensidad media, añade, “provoca una agradable sensación corporal de placidez que se ha acuñado con el término ‘bienestar del corredor’ para resumir la sensación de bienestar, de tranquilidad y de equilibrio”. 



    Según Claudio Sosa, “este efecto biológico en el organismo trae importantes beneficios a nivel psicológico, ya que, la percepción de bienestar somático afecta positivamente en la reducción de los síntomas en trastornos como la 

    depresión

     o el estrés, si lo miramos desde un punto de vista clínico. Pero si nos acercamos más al ámbito deportivo observaremos una positiva correlación entre el ejercicio físico y variables psicológicas como la autoconfianza, el autocontrol emocional y las expectativas de autoeficacia”.



    Alcanzar la meta



    “Cuando una persona trota o corre generalmente, lo hace con algo de planificación, incluso por más lúdico que sea. Vale decir, se establece una meta”, explica el psicólogo deportivo. “En algunos casos estará más relacionado con la salud (por indicación médica frente a una lesión o problema físico), para bajar de 

    peso

     o en último término simplemente para sentirse bien. En otros casos el objetivo tendrá un componente más competitivo, ya sea por un desafío personal o por querer derrotar a otro”. 



    Para Sosa, sea cual sea la motivación que se esconda detrás de la persona que practica running, “siempre provoca que esa persona movilice o canalice toda su energía en lograrlos y ello trae aparejado un aumento en la autoconfianza que puede traspasarse también a lo que habitualmente en el deporte más competitivo se designa como ‘expectativas de autoeficacia’, o lo que es lo mismo, la percepción que se tiene de poder realizar satisfactoriamente una ejecución deportiva”. Además, añade que “si este ejercicio es reforzado por un otro significativo (familiar, amigo, pareja) provoca un impacto más positivo en la autoestima, pudiendo observarse, por ejemplo, en una mejor socialización de la persona en ámbitos familiares, laborales o sociales”.



    Como muchos otros tipos de movimiento humano, recuerda Claudio Sosa, practicar running produce ciertos beneficios psicológicos relacionados por un bienestar corporal, pero también fuertemente apoyados por la posibilidad que tiene el deportista de meditar y analizar sus problemas en este ‘tiempo muerto’, lejos del foco de conflicto.



    Más motivos para practicarlo



    Además de los ya mencionados anteriormente, este deporte destaca por otros aspectos positivos tal y como nos detalla el experto:  



      No se requieren grandes habilidades y destrezas psicológicas, ya que, se trata de un deporte con oposición indirecta (el rival está presente durante la competencia y no interviene necesariamente en la ejecución deportiva propia) y sin cooperación (deporte individual).



       Permite masividad pero desde lo individual, favoreciendo el desarrollo y capacidad personal, independiente lo que suceda con el resto de los participantes. 



      La relación coste-beneficio es baja, ya que, bastan, inicialmente unas buenas zapatillas. Esto podría ayudar a disminuir la presión por el resultado.



      Potencia el locus de control interno (atribución de un triunfo o una derrota a causas internas), debido a que el porcentaje más alto depende del rendimiento y no de la implementación deportiva. 



      Desarrolla dos motivaciones esenciales del ser humano: la centrada en la tarea (aquella que favorece el proceso personal, más que los resultados) y la motivación cotidiana (disfrute de la actividad por sí misma) que pueden llevar a mejores resultados. 



      Ayuda a conseguir una imagen corporal positiva y, en consecuencia, tiene un efecto positivo en la autoestima.



    Todo estos efectos se empiezan a notar rápidamente, tal y como indica Sosa, “si se corre 90 minutos semanales, es decir 30 minutos, tres veces por semana, a partir de la segunda semana se empiezan a notar los beneficios”. Esta rapidez en los progresos evita el abandono prematuro y la desmotivación de quienes lo practican. 



    Agradecimientos: 

    Claudio Sosa

    , psicólogo especializado en deportes.

  • Beneficios emocionales y psicológicos de bañarse en el mar

    Beneficios emocionales y psicológicos de bañarse en el mar

    9 de Junio de 2016

    Fuente: HSN blog.

    La reducción del estrés y la sensación de bienestar general es uno de los mayores beneficios para la salud del agua del mar.

    El agua de mar y el sol trabajan en sinergia para tratar muchos trastornos emocionales, como ladepresión, el nerviosismo, la ansiedad o la apatía entre otros.

    El magnesio, el litio y el bromo contenidos en el agua de mar son elementos calmantes, que tienen la capacidad de estabilizar y mantener la serotonina, la melatonina y los niveles de triptamina adecuados en el cerebro.

    El litio, por ejemplo, es un medicamento que se utiliza a menudo para tratar muchos problemas psicológicos  y especialmente el trastorno bipolar.

    El alto contenido de magnesio en el agua de mar puede ayudar eficazmente a reducir el estrés, relajar los músculos y los nervios e inducir la calma. De hecho, los minerales contenidos en el agua de mar son de alguna manera hipnóticos naturales que promueven la buena calidad del sueño y ayudan a curar el insomnio.

    Los beneficios del agua del mar ya son conocidos desde la antigüedad, pues en Grecia tomaban baños de agua marina por sus propiedades curativas de las afecciones cutáneas, además de por ser un buen relajante. Hoy día existe un tratamiento muy popular conocido como talasoterapia en los que el componente principal es el agua marina y una gran opción cuando no podemos ir a la playa.

    En conclusión, el agua de mar es un excelente tratamiento para muchos problemas nerviosos y puede aumentar considerablemente la sensación de bienestar y relajación.

  • Así afecta el calor a tu estado de ánimo

    Así afecta el calor a tu estado de ánimo

    20 de Mayo de 2016

    FUENTE :ABC FAMILIA

    Una persona meteorosensible es aquella a la que le afectan los cambios bruscos de temperatura, la humedad o los cambios de presión atmosférica. Estas personas son capaces de predecir cuando va a cambiar el tiempo simplemente por el dolor en alguna zona de su cuerpo o pueden llegar a sufrir dolencias como jaqueca o malestar.

    Por esto, son personas cuyo estado anímico, en muchas ocasiones, está marcado por el estado del tiempo. Fernando Miralles —profesor de Psicología en la Universidad CEU San Pablo— explica que «las personas meteorosensibles pueden sentirse en otoño e invierno deprimidos por la falta de luz, mientras que en primavera y verano se encuentran más activas y alegres».

    Ahora, con las olas de calor y las temperaturas extremas, señala que «con el calor excesivo las personas meteorosensibles se vuelven más apáticas y se sienten cansadas». El aumento de las temperaturas, junto a un exceso de humedad y el viento caliente son factores que, además, incrementan estos síntomas.

    En consecuencia, se producen efectos negativos en la conducta de las personas y «esto se ve reflejado en una mayor falta de atención y un carácter más impulsivo, impaciente y de mal humor», señala Miralles. Eliminar el calor es una tarea difícil —por no decir que casi imposible— pero Fernando Miralles matiza que se puede combatir siguiendo unos sencillos consejos como: comer alimentos con pocas calorías, no beber alcohol, descansar más de lo normal, reducir la actividad física, no exponerse al sol de forma directa y beber muchos líquidos.


  • Los mejores antidepresivos naturales

    Los mejores antidepresivos naturales

    4 de Marzo de 2016

    Hay diferentes circunstancias de la vida que nos ponen muy tristes y sentimos que no podremos seguir adelante y queremos terminar con todo. Estos episodios son muy comunes cuando se nos acaba un trabajo o cuando perdemos a un ser querido, también suele pasar cuando terminamos una relacion amorosa.

    Esto le puede suceder a cualquiera y no hay que preocuparce demasiado, ya que para la depresión se pueden encontrar varios tratamientos, como medicamentos y terapias que suelen ser muy efectivas, además —y en la mayoría de los casos— lo más efectivo es poner de nuestra parte y tratar por todos los medios de alejar los malos pensamientos.

    ¿Qué debemos tomar o hacer?Hierba de San Juan

    La hierba de San Juan es una planta de flor amarilla, la cual es utilizada en la medicina desde hace muchos años. Algunos científicos han demostrado que el tratamiento con infusiones de esta hierba es realmente muy efectivo para mejorar la depresión.

    Realizar algún contacto con la naturaleza

    Si eres amante de la jardinería puedes dedicarte a cultivar algún tipo específico de plantas, o transplantar las que ya tienes, de todas maneras el contacto con las plantas y la tierra, aspirar el rico olor de las flores y la hierba fresca te ayudará a liberar serotonina la cual ayuda a acabar con la depresión.

    El ejercicio

    Hacer ejercicio regularmente ayuda a combatir la depresión de una manera rápida, segura y divertida; puedes correr, montar bicicleta, ir al gimnasio, o simplemente realizar una caminata diaria de media hora, sola/o o acompañada/o, te hará un bien tan enorme que ni siquiera te lo podrás imaginar, simplemente haz la prueba y verás que rápido te mejoras. Esto pasa porque con el ejercicio el cuerpo libera algunos químicos llamados endorfinas las cuales ayudan a que los sentimientos positivos inunden tu cuerpo y mente acabando con la depresión.

    Darte un baño de sol

    Los rayos de sol nos aportan vitamina D, la cual se encarga de proporcionar y aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, por esta razón se recomienda ir a la playa o a cualquier sitio adecuado para tomar el sol durante unos quince minutos aproximadamente, tanto en la mañana como en la tarde. No debemos abusar del tiempo bajo los rayos del sol por que podemos causar daños a la piel.

    Controlar el consumo de azúcar

    Existen algunos estudios científicos que han llegado a concluir que el consumo de azúcar refinado puede disparar los episodios de depresión, por este motivo y si eres propenso a sufrirla lo mejor será que utilices endulzantes naturales como la miel, el jarabe de arce o cualquier otro endulzante natural.

    Como puedes ver hay muchas formas naturales de acabar con la depresión, puedes elegir la que mejor se acomode a tu forma de ser. Recuerda que lo más importante es cómo te sientes y cómo lo vas a manejar, lo primero que debes tener en cuenta es que lo puedes superar por ti mismo, que si pones de tu parte todo será más fácil y rápido, que no debes dejarte llevar por las preocupaciones, lo más importante es que sepas que todo se puede solucionar.

  • Los beneficios de la cerveza que no conocías!!

    Los beneficios de la cerveza que no conocías!!

    30 de Noviembre de 2015

    Una cerveza fría es refrescante en una tarde de verano y está relacionada generalmente con las fiestas, pero la cerveza puede ser beneficiosa para la salud también y de muchas maneras que te contaremos a continuación.

    Si bien hay muchos beneficios para la salud de la cerveza, sabrás que esto es una de las bebidas que pueden prohibirte cuando visitas a un nutricionista o presentas problemas de salud hepáticos, pero eso está más relacionado a un problema de exseso que a las propiedades mismas de la cerveza.

    Los beneficios de la cerveza

    Los profesionales en salud puede indicarte que es necesario evitar la bebida de malta, debido al alto contenido de calorías. Las calorías en una cerveza varían desde aproximadamente 100 calorías en las cervezas ligeras, mientras que una cerveza de estilo de malta puede tener unas 220 calorías por porción. Y esto es peligroso para la salud sino se asume con responsabilidad y se evitar el consumo desmedido, de lo contrario los problemas de salud aparecerán junto a la panza de cerveza.

    Es rica en vitaminas del grupo B

    La cerveza está llena de vitaminas del grupo B. La cerveza sin filtrar es especialmente alto en vitaminas B3, B6 y ácido fólico (B9). Las vitaminas como la B3 ayuda en la reparación celular y la vitamina B6 alivia el síndrome premenstrual. Los beneficios del ácido fólico ayudan en la prevención del cáncer de colon.

    Es alta en fibra

    La cerveza contiene fibra, que actúa como un laxante natural. También disminuye la velocidad a la que los alimentos se procesan  en el estómago, lo que significa que suprime el apetito. Así que disfrutar del consumo moderado de una cerveza, y sabes que estás evitando comer en exceso.

    La cerveza ayuda en la reducción de estrés

    Una cerveza al día mantiene el estrés y los ataques al corazón alejados. El consumo moderado puede reducir el estrés y la ansiedad, y los contribuyentes conocidos de enfermedades del corazón. Según la Clínica Mayo, el consumo moderado de vino tinto como de cerveza reduce el riesgo de padecer un ataque al corazón y posiblemente reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares. Consumo moderado se define como un máximo de 8 onzas por día para las mujeres y 16 onzas por día para los hombres.

    Tiene propiedades anti-microbianas

    El lúpulo, que son las flores amargas utilizadas en la industria cervecera, se sabe que son los antimicrobianos, lo que podría luchar contra la enfermedad y los problemas microbianos.

    Tiene alto contenido de silicio

    El consumo moderado de cerveza podría ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer, según un estudio realizado en 2007 en la Universidad de Alcalá en España. La investigación sugiere que un alto consumo de silicio aumenta la absorción de aluminio en el cerebro, que a su vez podría ayudar en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

    el consumo moderado de cerveza es bueno para la densidad ósea

    La cerveza podría mantener los huesos fuertes. Investigadores de la Universidad de Tufts encontraron una relación positiva entre el consumo de cerveza o vino y densidad de hueso de la cadera. Beber en exceso, sin embargo, dio lugar a la pérdida de hueso, según el mismo estudio, por lo que ser conservador.

    Puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón

    El vino tinto es a menudo considerada como la opción más saludable de las bebidas con alcohol, pero un estudio de Kaiser también encontró que la cerveza puede ser un gran aliado para tratar los problemas de enfermedades al corazón. Según el estudio, la incidencia de enfermedades del corazón para los bebedores de cerveza fueron menores que para aquellos que consumían vino.


  • ¿A qué edad es aconsejable el regalo del primer móvil?

    ¿A qué edad es aconsejable el regalo del primer móvil?

    30 de Noviembre de 2015

    Expertos aseguran que no existe una edad concreta para poner un smartphone en las manos de un niño, pero avisan de los peligros de no fijar unas normas de usoSegún el INE, tres de cada diez menores de 10 años tienen un dispositivo en EspañaEl comentario sobre la pericia de ese hijo, sobrino o nieto que con dos o tres años colorea, juega e incluso sabe meterse en la aplicación de WhatsApp para mandar caritas sonrientes con el primer smartphone que encuentra a mano es cada vez más habitual, pese a que ese padre, tío o abuelo lo cuente como un rasgo sorprendente de la inteligencia del menor. Ligado a la anécdota que se cuenta en la cola de súper, en la barra del bar o en la parada del bus, surge entre las familias un debate paralelo y de calado sobre cuándo poner en las manos de un menor el primer móvil. Los niños de hoy día lo solicitan con edades asombrosamente tempranas por ser un instrumento de juego y relación con los otros y muchos padres lo ven como una herramienta útil de localización del pequeño. ¿Pero qué dicen los expertos? ¿A qué edad es aconsejable el regalo del primer smartphone?

    NOTICIAS RELACIONADAS

    «No existe una edad concreta ni predeterminada. Cada familia es diferente y debe discernir la madurez propicia para el uso del smartphone. Habrá niños que estén preparados a los 11 años para un uso responsable del móvil y otros que a los 15 años pueden tener adicción por las tecnologías y no sean responsables o maduros», advierte la psicóloga Estefanía Villanueva. La especialista detalla la importancia de estos dispositivos en el desarrollo social durante la adolescencia, el periodo en el que el menor adopta una relativa independencia de los progenitores. Las figuras de madre y padre pasan a un segundo plano, siendo el círculo de amigos el más importante en esta etapa, donde cobran todo el protagonismo los primeros grupos de WhatsApp y Facebook. «Si se carece de este medio de comunicación social (el smartphone), puede quedarse fuera de este grupo de amigos y caer en la exclusión grupal. Por ello casi que es imprescindible para el adolescente en estos tiempos poseer un teléfono móvil para estar en contacto con sus amigos», afirma la directora del Centro Psicología y Formación Dconsultas.

    La experta deja claro, por tanto, que en una sociedad con una comunicación digitalizada el uso del móvil por los adolescentes es una consecuencia natural y aconsejable, e indica que la primera adolescencia, entre los 12 y 14 años en los niños, es el periodo de maduración psicológica, en el cual la persona se comienza a comportar «como un adulto». El adolescente experimenta no sólo el cambio y crecimiento físico y desarrollo sexual, sino también los cambios y el crecimiento emocional, psicológico, social y mental. «A esta edad es cuando han pasado de ser niños a tener un cierto grado de madurez y responsabilidad», acota la psicóloga. No obstante, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que evalúa el uso de nuevas tecnologías por parte de menores de 10 a 15 años, tres de cada diez niños de 10 años tienen un dispositivo móvil. Estas cifras se disparan conforme la edad avanza, hasta llegar al 83% en los menores de 14 años.

    Los expertos subrayan que el teléfono móvil del siglo XXI no sólo sirve para llamar y recibir llamadas, sino que es un miniordenador con cámara y acceso a la web, por lo que los padres han de vigilar el uso moderado y responsable por el menor. Villanueva insiste en que son los padres los que deben saber a qué edad están realmente preparados los hijos para usar estos dispositivos e inculcarles normas de uso, evitando así sus posibles peligros; entre ellos, el aislamiento y el fracaso escolar.


  • Apatía y estado de ánimo bajo en otoño

    Apatía y estado de ánimo bajo en otoño

    30 de Noviembre de 2015

    ¿Influye el otoño en una mayor apatía y un descenso del ánimo?

    Antes de empezar, queremos informaros de que este tema relacionado con la depresión y estado de ánimo en la época otoñal es un poco largo, lo publicaremos en dos artículos diferentes. ¡Esperamos que os sirvan de ayuda!

    Es frecuente, escuchar conversaciones en las que diversas personas hacen comentarios sobre la apatía y el bajo estado de ánimo que experimentan en el inicio del otoño, suelen quejarse de apatía, falta de motivación, fatiga o ausencia de disfrute (anhedonia) con su ocupaciones y/o placeres.

    Aunque es cierto que este cambio estacional, lleva aparejados algunos factores que pueden afectar negativamente a nuestro estado de ánimo, vamos a descubrir que será nuestro modo de afrontar estos cambios que se producen con el cambio estacional, el factor clave que determinará el modo en que nos sintamos y la influencia en nuestro estado de ánimo y bienestar; también trataré de explicar algunas pautas útiles para sentirnos mejor ante esas dificultades que podemos experimentar con la llegada del otoño.

    Algunos factores influyentes en la bajada de estado de ánimo

    Algunos factores que nos influyen con la llegada del otoño tienen que ver con que los días cada vez son más cortos y comienzan a dejar paso a noches cada vez más largas, hay menos horas de luz y las hojas de los árboles caen al suelo pudiendo dejarnos una sensación de nostalgia y melancolía, el frío y la lluvia sustituyen al sol, constituyendo un cambio brusco tras el verano, con días largos y calurosos, con vacaciones y con el descenso o ausencia de responsabilidades.

    El período de verano supone un paréntesis en nuestras vidas, así los madrugones, el estrés, las responsabilidades, las prisas… dejan paso a la vida ociosa, a las siestas, la playa o la montaña y este período se rompe con la vuelta al trabajo y aún lo notamos más con la llegada de la nueva estación en que las horas de luz disminuyen. No obstante, estos no son los únicos factores que influyen en que nuestro estado de ánimo no sea el que nos gustaría, pues estos cambios no podrán desestabilizarnos si sabemos hacerles frente con recursos adecuados.

    Es verdad que el tiempo libre se reduce, a veces sustancialmente pero ¿se agota total y drásticamente? aunque nos sintamos impulsados a responder afirmativamente, la respuesta es que no y podemos y debemos buscar tiempo para nosotros mismos, buscar nuestro propio espacio personal. Es difícil ser feliz si se actúa de modo infeliz.

    ¿Qué hacemos para nosotros en esta temporada?

    apatíaEn no pocas ocasiones, reducir nuestras actividades gratificantes, abandonándonos a la apatía y resignándonos a la espera de que se nos pase este malestar que atribuimos a las responsabilidades, a la falta de tiempo y al cambio de estación pero sin hacer nada para mejorarlo, esto supone una pérdida progresiva de nuestros momentos de placer y un incremento del estrés entrando en una espiral cada vez mas negativa.

    Las actividades gratificantes son todo aquel conjunto de actividades que producen o pueden producir efectos placenteros o de aumento del estado de ánimo a las personas. Son de carácter personal; por lo que no todas tienen el mismo efecto en las distintas personas. Martin Seligman, Director del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania habla de los placeres como aquellas experiencias que nos hacen sentir bien.

    Dejar de hacer paulatinamente esos pequeños placeres que aunque parezcan insignificantes no lo son para nuestro estado de ánimo supone la pérdida de refuerzos, refuerzos que por otro lado ya no se pueden recuperar. Cada vez que dejamos de hacerlas, nuestro ánimo va descendiendo más, crece nuestra apatía y cada vez nos resulta más difícil afrontar el día a día. Los estilos de vida con pocas actividades generadoras de placer y a su vez saturadas de esfuerzos incesantes, en tareas muchas veces poco reconocidas por los demás y-o por nosotros mismos, nos van a producir un descenso en nuestro estado de ánimo bajo y altos niveles de estrés.

    En el siguiente artículo hablaremos de cómo podemos cambiar esta situación y disfrutar del otoño como de cualquier otro momento del año.